domingo, 17 de octubre de 2010

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DEL BAJO RENDIMIENTO ACADEMICO




Instituto: General Francisco Menéndez


Nivel: Primer año de bachillerato


Sección: 1-1


Tema: Causas y consecuencias del bajo rendimiento académico en los alumnos del bachillerato general (secciones 1, 2, 3, 4, 5 y 6)


Integrantes: Colocho Amaya Ligia Sarai
                    Martínez Platero Claudia Patricia
                    Membreño Rodríguez Sandra Yamileth
                    Osorio Díaz Silvia Jocelyn


Docente: Mario Alexander Penado


Fecha de entrega: San Salvador 12 de octubre de 2010

                              


Agradecimientos




Agradecemos en primer lugar que Dios nos haya ayudado mucho dándonos sabiduría para terminar la investigación de seminario, agradecemos a nuestros padres por avernos a poyado dándonos consejos y lo que necesitamos para terminar  el trabajo.

Agradecemos a los compañeros de cada aula de primer año de general que nos regalaron de su tiempo para poder pasar las encuestas sin ellos esto no hubiera sido posible.

Agradecemos a nuestros profesores de seminario por habernos motivado, a seguir adelante por darnos consejos, instrucciones para terminar nuestro trabajo de investigación y a todos los profesores que nos regalaron de su tiempo para pasar las encuestas en nombre de nuestro grupo les agradecemos a todos por ayudarnos a terminar el trajo de investigación.



















Indice



Agradecimientos........................................................................................................ 2

Introducción............................................................................................................... 4
Tema.......................................................................................................................... 5

Objetivo de investigación........................................................................................... 6

Planteamiento del problema...................................................................................... 7

Objetivo general y específico.................................................................................... 8

Justificación............................................................................................................... 9

Hipótesis..................................................................................................................... 10

Actividades................................................................................................................. 11

Alcances.................................................................................................................... 12

Limitaciones............................................................................................................... 13

Recursos: humanos y materiales.............................................................................. 14

Cuerpo del trabajo...................................................................................................... 15-38

Encuesta.................................................................................................................... 39

Gráficos e interpretación........................................................................................... 40-47
           
Conclusiones.............................................................................................................. 48

Recomendaciones..................................................................................................... 49

Bibliografía................................................................................................................. 50

Anexos....................................................................................................................... 51-53









INTRODUCCION

Que duda cabe, que el bajo rendimiento escolar constituye un problema serio y es muy normal que nos preocupe a todos, sobre todo a PADRES y a PROFESORES.

La cuestión de aprobar y suspender no es tan simple como a veces parece. No es un juego en el que triunfa quien conoce sus reglas. No depende tampoco solamente del esfuerzo humano o del trabajo del profesor. Las variables que inciden en el fracaso escolar son múltiples, pero parece demostrado, aunque sea a nivel empírico, que una de las principales es la de NO SABER ESTUDIAR.

Cuando se sabe estudiar, se aprende mas y mejor. Aprender mas, significa sacar partido del tiempo dedicado al trabajo personal. Aprender mejor, supone lograr un aprendizaje de mayor calidad. Esto último sucede en la medida en que las cosas son sabidas y no meramente conocidas.

Si se aprende más y mejor, el estudio se convierte en una actividad más gratificante. Y lo es, en primer lugar, porque el éxito es uno de los principales factores de la motivación escolar, y, en segundo lugar, porque ese estudio tiene sentido para quien lo realiza. Por eso, en una época, en la que se oyen tantos lamentos acerca de la apatía de los alumnos y se buscan afanosamente nuevos procedimientos de motivación escolar, hay que subrayar el enorme poder estimulante del SABER ESTUDIAR.

Pero aquí surge un nuevo problema, los alumnos no aprenden a estudiar solos. La inventiva y la experiencia personal no son suficientes. Las encuestas aplicadas, ponen de manifiesto la existencia, de muchos malos hábitos de estudio en la mayoría de los estudiantes en todos los niveles, por ejemplo: memorismo, dependencia excesiva del profesor y del libro de texto, estudio pasivo y superficial, estudio solo en función del examen, mal uso del tiempo disponible, no saber sintetizar, no saber tomar apuntes, dificultad para expresar lo estudiado con sus propias palabras, etc.

Se necesita por tanto, una ORIENTACION sistemática en el método de estudio, dirigida a todos los alumnos. Hay que subrayar, la dificultad que suelen encontrar muchos estudiantes cuando pasan de los Estudios Primarios a la Enseñanza Secundaria, Bachillerato o de éste a los Estudios Superiores. Se encuentran, no sólo con que hay que estudiar más, sino también, con que hay que estudiar de otro modo distinto al de antes.

Vamos pues a considerar, y esta es la finalidad de este trabajo, aquellas destrezas, que por tener una influencia decisiva en el rendimiento escolar, será necesario conocer y aplicar. Vamos a comprometernos en esa ORIENTACION SISTEMÁTICA EN EL MÉTODO DE ESTUDIO, para que el alumno tenga éxito en este estudio. Vamos a exponer lo que puede facilitar ese SABER ESTUDIAR. Vamos, en definitiva a explicar esas TÉCNICAS DE ESTUDIO, que el alumno, en la mayoría de los casos, necesita conocer.














TEMA: CAUSAS Y CONSECUENCIAS DEL BAJO RENDIMIENTO ACADEMICO EN ALUMNOS/AS DEL PRIMER AÑO DE BACHILLERATO GENERAL DIPLOMADO EN COMPUTACION.

























Objetivo de investigación



El desarrollo del presente estudio tiene como objetivo brindar la información necesaria para poder  lograr reconocer los factores que inciden en un bajo rendimiento académico, tanto sus causas como consecuencias obteniendo la información con la cual se podrán dar posibles soluciones al problema.













Planteamiento del problema

Las causas y consecuencias del bajo rendimiento académico es un problema que afecta a la mayoría de estudiantes del bachillerato general de las secciones 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

El rendimiento académico es la evaluación del conocimiento adquirido en el ámbito escolar. En otras palabras es una medida de capacidades del alumno que expresa lo que este ha aprendido a lo largo del proceso formativo. Por lo general los problemas del rendimiento académico suelen aparecer cuando los estudiantes están en la etapa evolutiva de la adolescencia., durante este periodo los cambios que presentan en el adolescente son de origen fisiológico y psicológico, provocan desorientación, angustia e inseguridad para alcanzar metas académicas y personales.

Los docentes deberían buenos métodos que incentiven a los alumnos a demostrar el interés por aprender y esto hace que su rendimiento sea favorable.

Hay que motivar a los alumnos para que aprendan a investigar y a producir conocimientos; de esta manera mejoraran su rendimiento académico. Si se incentivan a pensar, a resolver problemas y aceptar condiciones de trabajo del aula, se puede logar una educación integral con buenos resultados.

Debemos buscar donde esta la causa  del fracaso de los estudiantes  si es el acceso a Internet y la inmediatez de la comunicación lo placentero de la actividad de navegar durante horas, chatear, hablar por teléfono o bajar sus tareas de una pagina web, entre otros factores que causan el bajo rendimiento académico.

También otros factores que pueden inciden en los resultados del bajo rendimiento son el entorno del hogar, el nivel de educación de l0os padres, el entorno socioeconómico, los recursos escolares o la sociedad.

Por lo tanto tener éxito en nuestros estudios es importante:
1)    Poner atención en el estudio.
2)    Concentrarse al 100% en el estudio.
3)    Concentración (CUERPO Y MENTE).
4)    Aprovechar estrategias de estudio.
5)    Confianza en uno mismo (YO PUEDO).
6)    Motivación e interés por lo que yo hago.

En nuestro país se debe tomar en cuenta que la educación es esencial ya que acaba con la pobreza pues una educación educada sabe producir y con los conocimientos necesarios logra un mayor desarrollo en todos los ramos de la sociedad.









Formulación de objetivos:


GENERAL.

ü Conocer e identificar cuales son las causas y consecuencias del bajo rendimiento académico en los alumnos de primer año de bachillerato general del INFRAMEN de las secciones 1, 2, 3, 4, 5 y 6.

ESPECIFICO.



ü Ayudar a la solución del problema, a través de técnicas y hábitos que ayuden a mejorar el rendimiento académico de los estudiantes las cuales se verán reflejadas en sus calificaciones como mejorar las estrategias que implementan en el aprendizaje de las diferentes materias.
















JUSTIFICACION




Elegimos este tema porque nosotras como estudiantes sabemos lo difícil que es llevar buenas calificaciones por eso tratamos de investigar las posibles causas que influyen en el bajo rendimiento académico como sus posibles consecuencias.

El análisis  de los hábitos de estudios en los alumnos nos proporciona que carecen de tiempo insuficiente, mala alimentación, desatenciones y problemas ya sean de índole familiar o  personal.

El estudio se desarrollara con el fin de encontrar  posibles soluciones al problema.

Con el desarrollo y culminación de esta investigación esperamos realizar un aporte que pueda servir de orientación a los estudiantes, para que ellos puedan desempeñar un mejor rendimiento en sus estudios.

Es nuestro deseo que al haber abordado este tema y por los resultados que se logran conocer gracias a el, se produzca un incremento en el interés de otros investigadores por abordar este mismo tema, otros similares, realizando investigaciones acerca de los aspectos que inciden en el bajo rendimiento académico.












HIPOTESIS



1.   El bajo rendimiento académico en los alumnos/as del bachillerato general de las secciones 1, 2,3, 4,5, y 6 se debe al consumo del alcohol, desinterés en el estudio, distracciones (celular, televisión, Internet, videojuegos etc.), falta de alimentación, problemas en el instituto como en el hogar y las malas amistades.



2.   Los alumnos/as hacen un uso cada vez  menor de seguir sus propósitos de vida dejando en claro que el estudio es una pérdida de tiempo y que solo asisten al instituto para hacer desordenes y distraerse de los problemas en el hogar.



3.   Se manifiesta  la desatención de los padres hacia los alumnos. 



4.   Si se conoce profundamente las causas y las consecuencias del bajo rendimiento académico se podría trascender a un campo de comprensión y evaluación en cuanto la vida afectiva del alumno, se debe considerar su conducta parceladamente: sus relaciones con el maestro, con las cosas, consigo mismo, con su modo de vida y con los demás para desarrollar conocimientos, hábitos, destrezas, habilidades, actitudes y aspiraciones etc. Para que se puedan desempeñarse adecuadamente en sus estudios.
















ACTIVIDADES





v Consultar con libros y textos que contenían información acerca del tema.


v Internet.


v Reunirse en grupos de trabajo en el aula.





















Alcances







A través de nuestra investigación hemos podido lograr que los alumnos del primer año del bachillerato general hicieran conciencia y vieran que no vale la pena abandonar nuestros estudios por distractores que no valen la pena.

Nuestros compañeros pusieron mas empeño al estudio y a la vez darles alegrías a sus padres.

Conocimos los factores que contribuyen al bajo rendimiento académico y las consecuencias que tienen en un futuro.

A la ves alcanzamos un nuevo y mas alto nivel de conocimiento y madurez ya que aprendimos hacer conciencia de lo que verdaderamente nos trae beneficios y lo que no.






















LIMITACIONES



v Desacuerdos por parte de los integrantes de grupo.



v Perdida de tiempo.



v Limitaciones económicas.



v Problemas de salud.



v Impedimento por parte de los docentes cuando se intentaba pasar las encuestas.








RECURSOS




HUMANOS


ü Los alumnos a quienes hicimos circular las encuestas para que nos ayudaran con nuestro tema de investigación.



MATERIALES

ü Lápiz
ü Lapicero
ü Cuaderno
ü Paginas
ü Colores
ü Corrector
ü Borrador
ü Sacapuntas
ü USB

















Cuerpo del Trabajo





¿ES EL RENDIMIENTO ESCOLAR UN PROBLEMA?

Seguramente usted, al leer esa pregunta, se respondió: “Para mí, sí,”. Y nosotros le diríamos que, con certeza, la gran mayoría de maestros y maestras, viven el rendimiento como un problema. Creemos también que esa gran mayoría intenta  muchas alternativas para solucionar ese problema y que, también muchas veces, se impacienta porque parece que ninguno de sus esfuerzos da resultado. Como quiera que sea usted, que cuando fue niño o niña, vivió el bajo rendimiento como una angustia, ahora como maestro o como maestra, lo vive como un problema preocupante. En este nivel, la respuesta a la pregunta, es afirmativa.

Lo invitamos ahora a observar algunos datos y cifras, es decir, a cambiar del nivel más personal e inmediato al nivel del sistema educativo. A ver si esos datos y cifras nos conducen también a una respuesta afirmativa frente a la pregunta inicial, o no.

  • De dos millones de niños y niñas en edad escolar, el 75% se educan en escuelas públicas o estatales.
Los niños de escasos recursos que
generalmente se educan en las escuelas públicas,
necesitan en promedio 7.6 años para concluir los  seis grados de primaria.
En 1995/6, la tasa de repitencia  en el sector rural llegó al 5.63% y en el sector urbano al 2,53%
En 1995/6, en el primer grado (segundo ciclo básica) llegó a 9.66% en el sector rural y 4.76% en el sector urbano.
Uno de cada 3 niños no completa los seis grados de la escuela primaria.
El 40% de los niños/as y adolescentes, se alejan de la escuela.
Por otra parte, los resultados medidos con los mismos criterios del sistema educativo, dejan mucho que desear:

La primera prueba nacional sobre los aprendizajes en las áreas de castellano y matemáticas, realizada en 1996, demostró que: “el nivel de dominio de casi todas las destrezas evaluadas es insuficiente según todas las medidas que se utilizaron, lo cual es un indicador del nivel de la educación básica en el país.” (Evaluación de Logros Académicos, Aprendo 96 del MEC/PRODEC).
  • Las calificaciones promedio sobre 20 fueron, para el área de castellano de 10, 43 en el tercer año, 11,15 en séptimo y 12,86 al final de décimo año de básica. Para el área de matemáticas, yen el mismo orden anterior, fueron 9,33; 7,17 y 7,29.
  • Loa análisis de las pruebas Aprendo 97 muestran que cerca de un 50% de los alumnos se halla recién en un nivel de inicio y apenas un 25 alcanza el nivel de avance. Los promedios que sobre 20 puntos se logran en matemáticas son: 7,21 en tercer año, 4.86 en séptimo y 5,35 en décimo. En lenguaje: 8.24 en tercero; 9,31 en séptimo y 11,17 en décimo.
Hay múltiples interpretaciones, análisis y explicaciones a datos como los anteriores, y mucho se ha escrito al respecto. Más adelante, en este mismo texto, mencionaremos algunos de los resultados que arrojan esos análisis, justamente en la perspectiva de encontrar la raíz de este, que a todas luces, parece ser un problema no solamente para usted maestro o maestra, sino pare le conjunto del sistema educativo del país:

EL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR.

Lo que sí nos preguntamos en este momento, ante la muy clara asociación del concepto de “rendimiento” con los puntajes obtenidos, y de los puntajes obtenidos con la apropiación de conocimiento por parte de los niños y niñas, es: ¿será necesario avanzar hacia una reconceptualización, hacia una nueva y más amplia forma de entender el concepto de RENDIMIENTO? ¿No será que la asociación única rendimiento/puntaje/conocimientos, es una asociación limitada y demasiado restringida para las múltiples formas en las que un niño o una niña concreta los aprendizajes logrados? Nos quedamos, por ahora, con la pregunta.
Sigamos avanzando y retomemos. El bajo rendimiento escolar es, efectivamente,  un problema y un problema de dimensiones alarmantes. Quizás por eso, como dijimos líneas más arriba, muchos se han preocupado de encontrar sus causas, de explicarlo desde distintos enfoques, de descubrir los factores que dan origen a ese problema. Vale la pena, aunque sea brevemente, hacer un recorrido por algunas de las respuestas que se han encontrado.

¿QUÉ SE NOS HA DICHO SOBRE LOS FACTORES QUE SE RELACIONAN CON EL BAJO RENDIMIENTO ESCOLAR?

A riesgo de significar la diversidad de aspectos y explicaciones que se han encontrado, anotamos y agrupamos los siguientes:

Mirando desde afuera

  • El 37% del total de los niños y niñas que asisten a escuelas y colegios fiscales, están incorporados a la población económicamente activa, es decir, se trata de niños y niñas trabajadores que van a la escuela. Sus situaciones de vida son complejas y tienen serios problemas que pueden ir desde enfermedades hasta malos hábitos, que les dificultan su buen rendimiento y/o  permanencia en la escuela.
  • Las familias de los niños y niñas son desestructuradas, desorganizadas e inestables. No hay un control familiar al niño/a ni un interés de su familia  para que el niño o la niña rinda bien en la escuela.
  • El deterioro de las condiciones económicas hace que los padres decidan no enviar al niño/a a la escuela, o que el niño/a no tenga tiempo de hacer deberes o estudiar, porque tiene que ayudar en la casa.
  • El bajo nivel educativo de los padres.
  • Un alto porcentaje de los niños/as tiene problemas de desnutrición, en muchos casos. Son agresivos, fastidiosos, indisciplinados, carecen de afecto y tienen baja autoestima.
  • El medio en el que el niño/a vive tiene una influencia negativa. Sus amigos y la vida en familias y barrios hacen que los niños tengan problemas de disciplina y adaptación, por eso no rinden.
  • El presupuesto del Estado ecuatoriano para el sector educativo ha ido disminuyendo estas dos últimas décadas hasta encontrarse por debajo del 14%.
  • Las escuelas no cuentan con infraestructura y materiales adecuados y suficientes.
  • Cuatro de cada cinco  escuelas rurales son incompletas y una de cada tres es unidocente.
  • Los bajos ingresos de los maestros/as deterioran su autoestima y disminuyen el valor social de la profesión.
Nota: Los datos que se presentan pueden ser profundizados y estudiados en las escuestas que realiza Defensa de los niños internacional-Ecuador y, especialmente en la Consulta Nacional Educación Siglo XXI

La validez o no de estos factores, no está en cuestión aquí. Queremos destacar, eso sí, que ninguna de ellas es atribuible a la escuela misma. Si usted observa bien, se trata de un conjunto de electos externos, de condiciones “objetivas”, de situaciones y problemas de los niños/as o de sus familias…De un problema cuyas causas están fuera de la escuela, no dentro de ella.
Así, con enorme frecuencia, se habla de los niños hiperactivos, de niños apáticos, de niños agresivos, de niños que no tienen interés por aprender. Una de las soluciones e4s derivar la “atención” de estos niños hacia especialistas ubicados en los departamentos de bienestar estudiantil, cuando los hay, o si no, demandar a las familias para que busquen soluciones a los problemas de sus hijos.

Mirando desde adentro

  • Cuando se pregunta a los niños/as cómo son tratados en sus escuelas, el 54% entre 10 y 6 años, 47,2 entre 11 y 13, el 32, 9 entre 14 y 16 y el 28,5 de los de 17 años responden que sus profesores les pegan. Más en los estratos marginales y el la zona rural.
  • El 21,5% de adolescentes sufren diversos tipos de violencia sexual en la escuela y el 8,17% fueron violadas por sus profesores.
  • Un 18,2% de los niños/as dicen que preferían que sus maestros los escucharan, un 15,7% que no les griten y un 12,8%, que los llamen por su nombre.
  • El 40% de los niños considera que los temas que son tratados en la escuela son aburridos, indiferentes, cansados, difíciles y sin ningún interés para sus vidas.
  • Un 61,8% afirma que lo que más utiliza el maestro/a para enseñar son los textos y cerca de un 50% opina que le gustaría que sus maestros/as les enseñaran con ejemplos reales y con dibujos
  • El 95,3% de los niños dice que las reglas de disciplina, al interior de la escuela, no son discutidas con los alumnos.
  • En el caso de los niños de culturas diferentes, particularmente indígena, el racismo profundamente arraigado de algunos maestros, causa ostracismo, complejo de inferioridad, baja imagen de sí mismos y escaso estímulo para emprender con entusiasmo nuevos desafíos.

Esta mirada, también independientemente de la validez o no de los anteriores elementos, abre la posibilidad de analizar una serie nueva de factores de “bajo rendimiento”, que fácilmente pueden mantenerse oculta, o ignorarse.
Abre la posibilidad de preguntarse, por ejemplo, por las formas de relación que se dan dentro de las escuelas y del aula. Abre la posibilidad de preguntarse por la pertinencia de currículo frente a la vida de los niños y niñas, por la oportunidad de esos conocimientos frente a las aspiraciones y deseos de los niños. Abre la posibilidad de preguntarse por las metodologías utilizados en el aula, por lo entretenido o aburrido del aprendizaje. Abre la posibilidad de preguntarse por el grado de autoritarismo presente en la escuela y en el aula.
Estas y otras posibilidades, sin lugar a dudas, hacen que el análisis de factores que inciden en el bajo rendimiento escolar de los niños y niñas, se convierta en un ejercicio más rico, más profundo y también más complejo.

Mirando todavía más adentro

  • ¿Es posible que los altos índices de abandono y repitencia, nos estén hablando de una profunda falta de articulación entre la escuela y la vida de los niños y niñas?
  • ¿Es posible que, el alarmante índice de repitencia en el primer grado, nos esté hablando de que los niños y niñas que ingresan a la escuela sufren un “choque” que les repele?
  • ¿Es posible que, aulas cerradas e inmovilizadoras para un niño que quiere y necesita moverse, provoquen comportamientos que se califican de hiperactividad y apatía?
  • ¿Es posible que currículos que no dicen nada a la vida cotidiana de los niños que no toman en cuenta lo que él ya sabe como punto de partida para nuevos aprendizajes, provoquen reacciones que pueden ser leídas como falta de interés?
  • ¿Es posible que el autoritarismo e irrespeto, muchas veces presentes en la relación educativa, provoquen comportamientos que son clasificados como agresivos, irrespetuosos o, más genéricamente, como problemas de conducta?
  • ¿Es posible que sustentar los aprendizajes en deberes y memoria, provoque que niños que viven situaciones de trabajo infantil, de imposibilidad de los padres para ayudarlos porque los dos trabajan o porque ellos mismos no tienen niveles de instrucción en las asignaturas escolares, incumplan las tareas y obtengan bajas calificaciones?


LA FAMILIA
La familia vista desde una perspectiva sistémica es un grupo o sistema compuesto por subsistemas que serían sus miembros y a la vez integrada a un sistema que es la sociedad (Ares, citado por Herrera, 1997).Cada miembro de este sistema posee roles que varían en el tiempo y que depende del edad, el sexo y la interacción con los otros miembros familiares (Seguel, Holmes, Venegas, Alcérreca, y Salamanca, 2000), por tanto, las influencias dentro de la familia no son unidireccionales sino que son una red donde todos los integrantes de la familia influyen sobre los otros integrantes.
La estructura familiar mantiene un flujo bidireccional con la sociedad, y aunque la familia se modifica, persiste como una estructura estable que se adapta al entorno social en constante cambio.(Herrera, 1997). Para Ares (citado por Herrera, 1997) la familia al considerarla como sistema, implica que, ella constituye una unidad, una integridad, por lo que no podemos reducirla a la suma de las características de sus miembros por consiguiente, no se le puede ver como una suma de individualidades, sino como un conjunto de interacciones.
El nexo entre los miembros de una familia es tan estrecho que la modificación de uno de sus integrantes provoca modificaciones en los otros y en consecuencia en toda la familia (Herrera, 1997).Así los problemas que se suscitan en ella no serán vistos de una manera lineal (causa-efecto), sino que dichos problemas y síntomas son debidos precisamente a deficiencias en al interacción familiar, a la disfuncionalidad de la familia como sistema (Herrera, 1997).El mismo autor continua diciendo que: "el funcionamiento familiar debe verse no de manera lineal, sino circular, o sea, lo que es causa puede pasar a ser efecto o consecuencia y viceversa.
Entonces cuando aparece un síntoma [como puede ser bajo rendimiento], este puede ser tomado como un indicador da una disfunción familiar y hay que ver al niño, no como el problemático, sino como el portador de las problemáticas familiares (Molina citado por Herrera, 1997)
La principal característica que debe tener una familia funcional es que promueva un desarrollo favorable a la salud para todos sus miembros, para lo cual es imprescindible que tenga: jerarquías claras, límites claros, roles claros y definidos, comunicación abierta y explícita y capacidad de adaptación al cambio. (Herrera, 1997).
Minuchín (1984) afirma que "la funcionalidad o disfuncionalidad de la familia no depende de la ausencia de problemas dentro de ésta sino, por el contrario, de la respuesta que muestra frente a los problemas; de la manera como se adapta a las circunstancias cambiantes de modo que mantiene una continuidad y fomenta el crecimiento de cada miembro".
Alcaina (s.f.) caracteriza a la familia disfuncional como la que ante situaciones que generan estrés responde aumentando la rigidez de sus pautas transaccionales y de sus límites, carece de motivación y ofrece resistencia o elude toda posibilidad de cambio. La familia disfuncional, agrega, se diferencia de la funcional por la utilización de patrones de interacción recurrentes que dificultan el desarrollo psicosocial de sus miembros, su adaptación y la resolución de conflictos.
Al definir a la familia como un sistema en donde los problemas de uno de los miembros afecta a todos. Alcaina (s.f.) nos plantea las posibles consecuencias de los hijos viviendo en una familia disfuncional, y dice:
"Existen datos que indican que este tipo de familia se ve imposibilitada para llevar a término de un modo adecuado las funciones familiares, afectándose áreas como la educación y el desarrollo afectivo y relacional. En concreto, la afectación de la función de culturización-socialización repercute negativamente en la consecución de objetivos lúdicos, de aprendizaje y estimulación. Ello deriva generalmente de la falta de implicación parental, debido a desinterés o ausencia física de uno o ambos padres por motivos laborales o separación, produciéndose un efecto circular en niños y adolescentes, capaz de originar una falta de motivación en la escolarización. Estas actitudes podrían transmitirse a las siguientes generaciones, dando lugar a deficiencias culturizadoras que sitúan a estas familias en desventaja en una sociedad competitiva".
BAJO RENDIMIENTO ACADÉMICO
El rendimiento Académico es entendido por Pizarro (citado por Andrade, s.f.) como una medida de las capacidades respondientes o indicativas que manifiestan, en forma estimativa, lo que una persona ha aprendido como consecuencia de un proceso de instrucción o formación.
Desde la perspectiva del alumno, el rendimiento se entiende como la capacidad respondiente de éste frente a estímulos educativos, susceptible de ser interpretado según objetivos o propósitos educativos pre - establecidos. (Pizarro, citado por Andrade, Miranda y Freixas, s.f.).
El rendimiento escolar es la resultante del complejo mundo que envuelve al estudiante: cualidades individuales (aptitudes, capacidades, personalidad…), su medio socio-familiar (familia, amistades, barrio…), su realidad escolar (tipo de Centro, relaciones con el profesorado y compañeros o compañeras, métodos docentes,…) (Moralesy col. s.f.).
Para Adell (2002), mejorar los rendimientos no sólo quiere decir obtener notas más buenas, por parte de los alumnos, sino aumentar, también, el grado de satisfacción psicológica, de bienestar del propio alumnado.
Las definiciones anteriores muestran que el rendimiento académico "es un constructo complejo y que viene determinado por un gran número de variables y las correspondientes interacciones de muy diversos referentes: inteligencia, motivación, personalidad, actitudes, contextos, etc."(Adell, 2002) por tanto "el rendimiento académico es un producto multicondicionado y multidimensional" (Serrano, citado por Adell, 2002).
Dentro del rendimiento al cual nos hemos referido, encontramos dos tipos: el positivo y el negativo al cual le llamaremos "el fracaso escolar"; Para Menéndez(s.f.) el fracaso escolar "se presenta cuando un niño no es capaz de alcanzar el nivel de rendimiento medio esperado para su edad y nivel pedagógico"; este problema ocupa el primer plano de las preocupaciones del mundo de la educación; teniendo en cuenta que "el fracaso no es propiamente escolar, y sería equivocado circunscribirlo al fracaso del escolar".
El problema del fracaso escolar ha sido investigado desde diversos ángulos para determinar sus causas:
Es el caso de la investigación que realizó la Lic. Adrián Roel Favela desde el punto de vista biológico quien realizó investigaciones en Metametrix Laboratoies de Atlanta, Georgia en sangre y orina, de niños y adolescentes con bajo rendimiento escolar, llegando a los siguientes resultados: 95% presenta deficiencias de antioxidantes, 90% presenta deficiencias de Ácidos Grasos Omega 3 y 6, 75% presenta deficiencias de Zinc, 40% presenta deficiencias de vitaminas del complejo B.

Uno de los temas de mayor preocupación en el desarrollo de nuestros hijos es el de su rendimiento escolar. Ello es justificable por los temores que nos genera su porvenir o futuro profesional y económico. Actualmente el tema parece haber ido más allá del ámbito individual y se utilizan términos como el de "fracaso escolar" para hacer colectivo un problema que, en los últimos años, se ha agravado y que incorpora elementos externos al propio escolar, como pueden ser la idoneidad de los actuales modelos educativos.

-En esta sección se tratará el problema desde el punto de vista individual, es decir, desde la perspectiva del niño que tiene problemas en el aprendizaje. No estamos hablando de niños que presenten retraso mental o trastornos severos del desarrollo (T.G.D.) sino de niños que por un motivo u otro, no avanzan en el aprendizaje escolar como sería de esperar.

-Las causas del mal rendimiento escolar suelen ser múltiples. Desde factores internos de tipo genético o la propia motivación del niño a acudir a clase, a condicionantes ambientales como el entorno socio-cultural o el ambiente emocional de la familia. Es un problema complejo ya que cada niño es un caso peculiar con sus propios ritmos de aprendizaje, sus puntos fuertes y débiles. Algunos necesitan más tiempo para integrar la información, otros son más
rápidos. Los hay con serios problema para trabajar en actividades que requieren procesar información de forma secuencial (lectura, matemáticas...), mientras que otros las tienen cuando la información es presentada simultáneamente y dependen de la discriminación visual.

-Actualmente se habla de Trastornos específicos del Aprendizaje para designar un conjunto de síntomas que provocan una disminución significativa en el rendimiento escolar de los niños que lo padecen. Trastornos como los de la lectura (dislexia), de la escritura(disgrafía) o de cálculo (discalcúlia) se dan en niños con un C.I. dentro de la normalidad pero que cursan con grandes dificultades al fallar en procesos concretos.

-Evidentemente no tenemos un sistema de enseñanza personalizado a las necesidades de cada niño. Más bien al contrario, es el niño quien debe ajustarse al ritmo que marcan los objetivos curriculares y estos no saben de diferencias individuales. Pese a que se suelen hacer esfuerzos con adaptaciones curriculares, no siempre todos los niños, especialmente aquellos que están en el límite pueden recibir la atención individualizada que necesitan.

-Los problemas de aprendizaje también pueden ser consecuencia o ir acompañados, agravando el problema, de trastornos con implicaciones conductuales cómo el TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad). En este caso los niños que lo padecen, pueden presentar, curiosamente, un nivel de inteligencia medio o incluso mayor que la media de su edad, es decir, disponen de un buen potencial pero no desarrollan normalmente el aprendizaje debido a los déficits específicos en la atención o control de los impulsos. Todos estos aspectos deben ser evaluados antes de trazar un plan de intervención...

-Es importante señalar que, con cierta frecuencia, los retrasos del aprendizaje
en los primeros años de escolarización suelen ser minimizados bajo el pretexto que el niño ya los irá asumiendo (lectura, escritura, etc...). Ciertamente, ya se ha dicho, que cada niño tiene su propio ritmo, pero no afrontar el problema desde inicio nos puede llevar a lamentar después la perdida de un tiempo precioso.

-Cuando los problemas aparecen en un momento dado de la escolarización, se puede hipotetizar con la presencia eventual de factores emocionales que están condicionando negativamente el aprendizaje (separación padres, pérdidas, cambio de escuela...). Por el contrario, cuando el retraso es acumulativo y ya se puso de manifiesto en las primeras etapas, hay que analizar con detalle la historia evolutiva. Pese a que cada niño sigue su propio ritmo, los retrasos de ciertos aprendizajes en los primeros años suelen anticipar un mayor riesgo de problemas en la etapa escolar. Como regla general : Cuanto antes se evalúe y se intervenga para corregirlos, mejor será el pronóstico.
2- PLAN EVALUACIÓN PROPUESTO

-Hay que insistir en la necesidad de efectuar una buena evaluación psicopedagógica, tan pronto se detectan signos o síntomas de que un niño o niña presenta dificultades en algún área. Hoy en día disponemos de pruebas de evaluación suficientemente contrastadas para efectuar una exploración del Cociente Intelectual (C.I.) y sacar las pertinentes conclusiones. Ello nos dará una idea muy aproximada del nivel de funcionamiento del niño respecto a los demás niños de su misma edad.

-En concreto creemos que la Batería Kaufman ( de 2,5 a 12,5 años) y el conocido WISC-R(de 6 a 15 años) o WISC-IV (nueva edición actualizada), son instrumentos que suponen un buen punto de partida. Sin embargo la exploración debería completarse con pruebas más específicas a partir de los resultados obtenidos con estas pruebas. Por ejemplo, si se detecta una mala coordinación viso-motora, puede complementarse con el Test de Bender.

-Especialmente, cuando no se detectan discapacidades intelectuales significativas en estas pruebas, se hace necesario la incorporación, según el caso, de pruebas de personalidad y/o emocionales, para poder evaluar otros aspectos del funcionamiento del niño (p.e. adaptación al entorno social, familiar, escolar) que pueden estar influyendo en su mal rendimiento académico. Cada caso es diferente y requerirá una evaluación personalizada.

-En algunos casos (p.e. personas de otra cultura o con limitaciones en su lenguaje), cuando necesitemos explorar las capacidades cognitivas deberán utilizarse pruebas libres de la influencia del lenguaje o de la cultura propia. Las pruebas típicas en estos casos son las de series de relaciones lógicas (Inteligencia General: Test de Raven, Toni-2, etc...).

Esquema ejemplo de Evaluación:

Buscando soluciones

No es tan importante el C.I. (Cociente Intelectual) Total, como el análisis fino de los procesos que están fallando (diferentes tipos de memoria , atención, percepción, procesos lingüísticos, etc...) y, cuando sea posible, delimitar sus causas, sean orgánicas, conductuales o emocionales. Por ejemplo, un niño puede presentar una disgrafía a consecuencia de una lateralidad cruzada o contrariada y no por que tenga menos aptitudes generales que sus compañeros.

-Este análisis fino de los factores fuertes y débiles del niño pueden permitirnos el trazar una línea de intervención mucho más efectiva. No sólo basta con verificar que el niño presenta, por ejemplo, un problema específico en el área del cálculo. Es necesario averiguar si este problema se da indistintamente si la presentación del problema se efectúa vía oral o escrita. Ocurre con frecuencia el encontrar resultados contradictorios según la forma de efectuar la prueba. Ello es indicativo de que hay un proceso específico que está fallando y es al que le tenemos que prestar atención.
La evaluación debe efectuarse a conciencia y utilizando las pruebas psicométricas que sean necesarias.

-En ocasiones, como se ha apuntado, el problema no se debe a la falta de capacidades sino a problemas emocionales que condicionan el retraso en el aprendizaje. En estos casos la intervención será básicamente psicológica e irá encaminada a tratar el problema raíz. Con frecuencia, factores emocionales y trastornos específicos del aprendizaje concurren conjuntamente por lo que la intervención puede plantearse de forma multidisciplinar.

Otros factores de riego a considerar son cuando los problemas de aprendizaje forman parte de una constelación mayor de manifestaciones conductuales, familiares, sociales, etc... Entonces, el ámbito de intervención psicológica puede ser más amplio y complejo.

El objetivo de la evaluación debe ser concretar el ámbito de actuación. Dicha evaluación debe plasmarse en un informe en el que se describan los resultados obtenidos y, a partir de ellos, se den las correspondientes pautas de tratamiento o intervención. Los padres obtienen de esta forma, una información precisa para conocer el alcance real de los problemas detectados y sus posibles soluciones. Dependiendo de los mismos, puede necesitarse la participación de otros profesionales especializados tales como logopedas, pedagogos, etc...
Donde están los fallos de los estudiantes como se puede observar desde hace varias décadas muchos autores vienen demostrando que en el rendimiento escolar de un alumno influye un amplio número de factores, de distinto tipo agrupar diferentes factores en los siguientes grupos:


FACTORES INTELECTUALES: En este grupo se incluyen capacidades y aptitudes la inteligencia en general es mas que obvio que, en igualdad de condiciones rindo mas y mejor un sujeto bien dotado intelectualmente que uno limitado mediocre y que no ha llegado a conseguir un adecuado nivel de desarrollo intelectual.


FACTORES PSÍQUICOS: Además de los factores de tipo intelectual hay otro que es el psicológico que también tiene una decisiva incidencia en el rendimiento de los jóvenes académicos como son la personalidad, la motivación, el auto concepto, la adaptación. Es un dato de evidencia que los fracasos escolares se dan con mayor frecuencia en alumnos que viven con problemas emocionales y afectivos carentes de estabilidad equilibrio y tensiones internas debidos a múltiples causas y circunstancias personales y ambientales.

FACTORES DE TIPO SOCIOAMBIENTAL: No es menos la influencia negativa que ejercen en el rendimiento los condicionantes ambientales que rodean al alumno como lo son:
La familia, el barrio, estrato social del que procede. Es evidente que el llamado fracaso escolar esta mas generalizado y arraigado en aquellas capas sociales mas desposeídas económica y culturalmente de tal forma que entre los colegios culturales, periféricos, suburbiales y los ubicados en niveles o zonas medias o elevadas se dan diferencias en el porcentaje del fracaso. Lo que nos lleva a admitir por mucho que ello duela que la inferioridad de condiciones de partida de unos alumnos con relación a otros va a ser decisiva en toda la trayectoria curricular del alumno.




FACTORES PEDAGÓGICOS: Finalmente son frecuentes, además de los señalados otro tipo de factores que también tienen mucho que ver con el rendimiento en este grupo se hace referencia a un campo de variables que bien podríamos denominar de tipo pedagógico en este se incluye los problemas de aprendizaje que son instrumentales para las distintas tareas de los diferentes contenidos escolares por estar en la base de una gran parte de ellos comprensión, rapidez lectora, riqueza e vocabulario, automatismos de calculo, y metodología.


FAMILIA Y RENDIMIENTO
La familia es "la organización social más elemental"… "es en el seno [de ésta] en donde se establecen las primeras relaciones de aprendizaje social, se conforman las pautas de comportamiento y se inicia el desarrollo de la personalidad del hijo". (Adell, 2002).
Si la familia es entendida desde el punto de vista sistémico(Arias, citado por Herrera, 1997) en donde la alteración de uno de los elementos del sistema altera indefectiblemente a todo el sistema en si y el rendimiento académico es un "constructo multicondicionado y multidimensional" ( Pérez, citado por Adell, 2002), entonces la familia "…ejerce una gran influencia sobre él-el hijo- durante toda su vida escolar"(Álvaro citado por Adell, 2002); en consecuencia; " los padres pueden ser facilitadotes u obstaculizadores del rendimiento escolar de los hijos"( Aria citada por Adell, 2002).
Gilly (1978) respalda esta aseveración concluyendo que: "la incoherencia de las actitudes paternas, la falta de tranquilidad y de estabilidad en la vida familiar, son por lo tanto factores que los colocan [al niño] en un clima de inseguridad afectiva poco propicia para una buena adaptación escolar".
Archambault Paul aporta al respecto una investigación realizada en Francia; publicado por Instituto Nacional de Estudios Demográficos (INED); concluyendo que el divorcio reduce de seis meses a más de un año la vida escolar de los hijos. Además dice: La situación de los hijos de divorciados se ha trivializado, y sin duda está más aceptada por la sociedad. Esto podría llevar a pensar que los efectos del divorcio se han atenuado y que ya no perturban tanto como antes la carrera escolar. La realidad es muy distinta".
Adell (2002) nos presenta un modelo explicativo del rendimiento escolar, agrupando a las variables predictivas de los resultados escolares en tres grandes bloques, ámbitos o dimensiones:
Personales: Sexo y nivel, problemas sensoriales, autoconcepto, actitud ante los valores, confianza en el futuro, entre otras.
Familiares: Número de hermanos, estudios de los padres, ocupación familiar, comunicación familiar, actitudes familiares, entre otras.
Escolares: Dinámica de la clase, integración en el grupo, relación tutorial, etc.
Concluyendo que en el ámbito familiar las variables mejor previctorias de los rendimientos son: la comunicación familiar, las expectativas de estudios esperadas de los hijos y la ayuda prestada a los hijos en sus estudios.
Como observamos el problema del rendimiento escolar se puede enfocar desde diversos aspectos sin embargo no se duda del papel capital que tiene la familia, agente que determina el adelanto o atraso de los niños.En consecuencia es importante que los padres conozcan esta realidad para evitar comportamientos nocivos que ahonden el fracaso escolar; y por otra parte, el conocimiento de esta relación permitirá "prever unos arreglos pedagógicos a fin de permitir al niño con dificultad sacar un excelente provecho de la enseñanza que le es dispensada"

El rendimiento escolar está presentes tres dimensiones esenciales del alumno: El poder (APTITUDES) el querer (ACTITUDES) y el saber hacer (METODOLOGÍA).

Es decir que las aptitudes intelectuales que posee el alumno y que en principio determinan sus logros escolares las actitudes o disposiciones con que se enfrenta el medio escolar como son las siguientes:

  1. MOTIVACIÓN
  2. CONSTANCIA
  3. TENACIDAD
  4. ESFUERZO
Y finalmente el modo de las estrategias el uso de técnicas medios e instrumentos que favorecen o dificultan los logros del aprendizaje en general. Mas concretamente intentando especificar donde se localizan las causas que motivan el bajo rendimiento escolar y que pueden originar un fracaso escolar suelen señalase los siguientes fallos:

Adolescencia y rendimiento académico 

La adolescencia es un periodo de la vida que oscila entre la niñez y la adultez, y cuya duración e incluso existencia han sido discutidas y definidas como "Época de Crisis".
 
Las exigencias parentales irrazonables en cosas que no tienen, a veces importancia, pueden conducir a problemas más graves; tal es el caso en relación a la vestimenta, el largo del pelo y el peinado, el cuarto sucio y la casa en desorden, la música ensordecedora, el uso del teléfono, el levantarse por la mañana, las peleas entre hermanos, etcétera. Si bien algunas de estas situaciones suelen no ser graves, no podemos decir lo mismo cuando se trata del rendimiento académico, ya que cuando un adolescente manifiesta "mal" rendimiento o "bajo" rendimiento los padres se molestan o se asustan y los educadores se sienten amenazados.
 
Es importante que los padres se lo tomen en serio, pero sin mostrar reacciones exageradas, ya que esto último puede hacer que el problema empeore.
 
La lista de posibles causas es larguísima; tenemos entonces que van desde las personales a las no personales y que involucran tanto lo familiar como lo educativo y lo social, encontrando que en la mayoría de los casos las causas suelen ser mixtas, es decir tanto personales como no personales, lo que hace necesario que ante un adolescente (o niño) que no rinde adecuadamente se tenga que hacer una valoración muy cuidadosa que nos lleve a identificar las mencionadas causas y así tener la posibilidad de poder manejarlas más adecuadamente y resolverlas para evitar la complicación más lamentable en estos casos: el fracaso escolar.
 
Lamentablemente es común que haya una "complicidad en el anonimato", pues nos -culpamos- unos a otros, y el adolescente dirá que no rinde porque "las clases son aburridas", "el maestro no enseña bien", etcétera, el maestro culparía a los padres porque no supervisan al hijo, el padre que trabaja todo el día dirá que eso le corresponde a la madre y ésta a su vez dirá que es el chico quien "no cumple con sus obligaciones", y así sucesivamente.
 
Es evidente que no se trata de buscar culpables, más bien se trata de asumir cada uno responsabilidades y de esa manera participar en la solución, ya que este problema requiere no sólo de un abordaje desde el punto de vista de psiquiatría infantil, sino también desde el punto de vista de lo familiar, lo educativo y lo social, pues no hay que olvidar que cuando el adolescente está pasando por una situación emocional o de tensión le es difícil o imposible expresarlo y posiblemente no sirva de nada que los padres le pregunten cuál es el problema.
 
En resumen, muchas veces no es algo que se pueda resolver con el método de "Hágalo usted mismo", y en general el problema no desaparecerá por sí solo, sino que tenderá a empeorar.
 
Si su hija o hijo tienen un bajo rendimiento académico o bien una disminución brusca del mismo, póngase en contacto con el psiquiatra de niños y adolescentes, el psicólogo de niños, o el asistente social de su escuela, en todo caso ese puede ser un buen comienzo.

DIFICULTADES DE COMPRENSIÓN PARA CAPTAR LAS EXPLICACIONES DE LOS PROFESORES O TEXTOS

Dificultades asimismo de expresión, clara y precisa para expresarse tanto oral como por escrito.

NO SABER UTILIZAR UN METODO ADECUADO QUE LES FAVOREZCA LA COMPRENSIÓN

Esto es decir: Memorizar sin comprender no consultar las palabras o conceptos que se desconocen no valerse de esquemas y resúmenes no ordenar las ideas adecuadamente.


QUEDARSE CON DUDAS O SIN ACLARAR DIFICULTADES


Por pena de no preguntar el no atreverse a preguntar a los profesores o compañeros no consultar enciclopedias o diccionarios no acudir a textos de cursos pasados para recordar conceptos olvidados o mal asimilados.

NO HACER APLICACIONES PRACTICAS O EJERCICIOS


Que obliguen a aplicar a problemas o situaciones concretas los conceptos aprendidos:

NARRACIONES
TRADUCCIONES
PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS.


NO MEMORIZAR LO SUFICIENTEMENTE




Limitándose a “PRENDER CON ALFILERES” los contenidos o no ejercitándose en una memorización inmediata con lo que no se asimila con facilidad y a profundidad.


PRESENTAR LOS TRABAJOS

Poco ordenados confusos mal estructurados sin claridad ni corrección el mal uso de los trabajos y el mal planteamientos de los trabajos entregados en el aula con los profesores y un mal manejo de información.


DIFICULTAD PARA CONCENTRARSE Y DOMINAR LA ATENCIÓN



Tanto en el estudio personal como en las explicaciones de los profesores y no poner atención es que no hay una concentración al 100% del alumno ya que son varios factores que distraen o captan su atención.


Mirar el bajo rendimiento escolar con una perspectiva basada en la pedagogía de alternativas permite ampliar las causas y factores que influyen es este desfase negativo de un no-aprovechamiento de los recursos personales e intelectuales de la persona que estudia del adolescente como ser en desarrollo que se ubica en una etapa de la vida donde la expansión o la contracción lo lleva a explorar adecuadamente sus recursos intelectuales no solo cognitivos sino también emocionales ya que la motivación en un joven de 15 a 18 años será que no deben de dejar sin reconocer sus logros y triunfos ya que para ellos en esta etapa es muy importante que se les reconozca para una mejor vida de éxitos ya que es sumamente importante que los jóvenes reciban felicitaciones por parte de sus papas y profesores para que vean que el esfuerzo no es en vano sino que es un logro que se les reconoce.


Para poder potenciar la capacidad de aprender a aprender nos mencionan que hay algunos puntos clave para que los jóvenes aprendan a hacer suyo el conocimiento y estos son algunos de ellos:


  • PARA UNA EDUCACIÓN DE CALIDAD ES NECESARIA LA MOTIVACIÓN
  • ALGUNAS VECES LOS ALUMNOS NO SIENTEN LA MAYOR MOTIVACIÓN
  • HAY QUE APRENDER DEL COMPORTAMIENTO HUMANO PARA SABER COMO TRABAJAR CON ELLOS
  • DESDE LAS CONDUCTAS DE LOS ALUMNOS ES UNA PARTE ESENCIAL QUE LES PERMITE UN MEJOR PROCESAMIENTO DE INFORMACIÓN
  • EL APROVECHAMIENTO SE BASA EN LA CAPACIDAD DEL ALUMNO PERO EL DOCENTE JUEGA UN PAPEL SUMAMENTE IMPORTANTE
  • EL DOCENTE ES UN MEDIADOR DE LOS APRENDIZAJES DE LOS ALUMNOS.
  • HAY JÓVENES DEL NIVEL MEDIO SUPERIOS QUE DUDAN DE SU CAPACIDAD PERO HAY QUE ELEVAR SU POTENCIAL.

Los enfoques prácticos de la agobiante situación de fin del curso fueron expuestos en el evento del 8 de abril, en el Centro Médico Docente La Trinidad, dirigido a padres, profesores y representantes porque nunca es tarde para aprender sobre materia de arrastre, repitencia y ausencia de vacaciones.
Jorge Rísquez, Ricardo Montiel, Eleonora Abreu y María Antonieta Lozada abordaron en el curso “Bajo rendimiento escolar. Qué hago”, las razones de las malas notas y soluciones posibles que comienzan con la consulta precoz.

De repente, su hijo que llevaba un record de notas eficiente, al final de primaria, o al iniciar bachillerato evidencia un bajo rendimiento en el promedio global de notas. Algunos jóvenes acusan el problema en dos, o tres materias y otros llegan hasta cuatro materias con calificaciones por debajo de lo normal. Las consecuencias a corto plazo se manifiestan en el estrés familiar y en particular, para el muchacho porque, si no está bien orientado, comienza a experimentar un sentimiento de frustración, fracaso y de inferioridad ante sus compañeros, lo cual empeora su rendimiento.
 

Los jóvenes tienden a proyectar cierto tipo de diferencias personales en los profesores, traducido en “ese profesor no me cae bien”, por lo tanto consideran que los profesores la tienen cogida con ellos, aparece el sentimiento de rechazo y empiezan a bajar en determinada materia, aunque el resto de las notas sean buenas.
 
El bajo rendimiento académico ha adquirido un nivel  preocupante en Venezuela, tanto en la educación pública como privada. El detalle siempre se refleja a partir de las segundas y terceras evaluaciones de lapso, que es cuando no se puede hacer mucho por resolverlo, porque es un problema que no se puede atacar a última hora,  debe ser un proceso continuo para evitar a última hora no poder solucionarlo.
Para el doctor Jorge Rísquez, médico de adolescentes del Centro Médico Docente La Trinidad, es vital educar a la comunidad sobre el determinante aspecto que puede cambiar la vida de la juventud venezolana por no conocer los elementos prácticos para abordar el tema y no atacarlo, en última instancia, cuando no se puede hacer nada. El mensaje está dirigido a padres, maestros y los mismos estudiantes en etapa escolar y edad de adolescentes.


¿Cómo se explican las notas en rojo  de niños que viven en un hogar desbaratado, 
tanto como las de aquellos que disfrutan de un 
hogar estable y presenta el mismo 
perfil de bajo rendimiento escolar?
-  Múltiples factores inciden en la aparición del bajo rendimiento, algunos son de carácter ambiental, no necesariamente el ambiente familiar donde el joven se desenvuelve a diario, sino también el entorno donde vive, como son los lugares caracterizados por la inseguridad, lo cual entorpece el traslado de la casa al centro de estudios y crea un factor de estrés que se refleja en el rendimiento académico. La distancia que debe recorrer el niño de diversos estratos sociales para llegar a clase, les obliga a levantarse muy temprano, habiendo dormido pocas horas y el regreso a casa implica también excesivo tiempo en el tráfico, quitándole tiempo para descansar y estudiar.
                                    

AGENDAS SOBRECARGADAS

Desde temprana edad los escolares viven agobiados por  agendas impuestas por los deseos de los padres, a que cada vez más sean mejores más no por gusto de ellos, en ocasiones el nivel de exigencia es desproporcionado para su edad y capacidad. Hay niños sometidos a situación de tensión porque han de estudiar el curso correspondiente, sacar al menos otro idioma, practicar deporte extra clases, o practicar clases de jazz, o de flamenco, cerrar el día en el gimnasio, típico en las adolescentes con sobrepeso.
Esos niños no tienen tiempo de descansar, ni de divertirse, ni de ser totalmente eficientes en nada definido. Al imponer actividades a los jóvenes es vital examinar su rendimiento y capacidad de respuesta. Existe una clara diferencia entre aquellas impuestas por los padres a las del propio joven, las cuales si cumplirá sin agotamiento.
 
Otro factor a cuidar es el ambiente escolar, el cual debe ser propicio y con las metas bien definidas como es egresar jóvenes exitosos. Los padres deben aprender a detectar ambientes escolares donde se ha perdido algo la motivación de unos maestros, no de todos porque contamos con excelentes profesores. Puede que no les interese que el joven salga bien en sus estudios e, inclusive, vanagloriarse porque la mitad de su salón salió raspado en su materia. Es un concepto que se ha ido perdiendo, aún cuando pocos profesores viven en esa onda, lo cual frustra a los muchachos, con la consiguiente depresión juvenil que, obviamente, se reflejan en el rendimiento académico y en otras actividades propias de esa edad.
 
Los efectos de la situación económica, con padres desempleados, familias desmembradas, por separaciones y hasta las mudanzas, aún para mejorar las condiciones de vida, influyen en los jóvenes al generar una situación de estrés bien importante.
 
Los factores de tipo individual los dan el crecimiento y desarrollo juvenil cuando surge la transformación típica de la adolescencia para dejar atrás al niño y convertirse en adulto. Suceden una serie de cambios intensos y de aparición variable, capaces de generar angustia en los muchachos porque ellos no saben si lo que les ocurre es normal y les desvía la atención hacia los cambios físicos y emocionales. Derivan parte de su tiempo, antes dedicado a los estudios, a resolver la situación de angustia, provocando el descenso en las calificaciones y aprendizaje. Aparecen otras inquietudes como, las amistades, las fiestas, la apariencia física, el vestuario, la moda y así pierden cantidad de tiempo pensando en detalles personales, encerrados en el cuarto, o en el baño arreglándose, frente al espejo. Para ellos es más importante la fiesta que tendrán en dos semanas, que el examen a presentar en un par de días, aunque sea determinante para salvar, o repetir el año, demostrando otra vez que la prioridad es la presión del grupo y el evento.
¿Cómo influyen los amigos?
La influencia de las amistades es determinante. Si están en un grupo de personas con buen rendimiento, lo usual es que compartan ese nivel de rendimiento. Si es un grupo de personas no bien adaptadas al colegio y con bajo rendimiento, a la larga se perjudicarán buscando la aceptación del grupo.
 
Conocemos otros factores externos a los cambios hormonales, sin olvidar que desde el punto de vista psicológico sufrirán una serie de transformaciones para estructurar la personalidad, por lo tanto los jóvenes comienzan a ser más críticos, no aceptan lineamientos sin explicación, piensan “en el por qué de las cosas” con más profundidad y no aceptan fácilmente los planteamientos de los adultos. Surgen las críticas a eventos que antes aceptaban sin reflexionar.

¿El lenguaje del adolescente intimida a los adultos?

Es cierto y eso incide en el problema de comunicación con los padres que no deja de ser estresante para ambos. En consulta es usual observar familias que funcionan de manera aceptable, pero no hay una buena comunicación entre padres e hijos, lo cual podría repercutir en  bajo rendimiento académico. Quizás el joven no se siente apoyado, o no es capaz de manifestar una serie de inquietudes por miedo a no ser entendido, con razón, o sin razón. No es que los padres siempre sean “los malos” de la película…
 

MOMENTO DE CONSULTAR

Tal vez algún problema de origen genético, o enfermedades de la infancia, o exposición a tóxicos ambientales provoque un impedimento para mantener el nivel de atención, o capacidad de concentración, o de aprendizaje. Una causa frecuente detectable en la consulta de medicina del adolescente es que los muchachos no saben leer y si leen, no son capaces de evocar lo leído y acusan infinidad de errores ortográficos.
El déficit de atención con, o sin inatención, acapara el interés de padres y maestros en la actualidad, porque es una de las causas de bajo rendimiento. Es una afección bien identificada en la actualidad, con la ventaja de tener tratamiento, por lo tanto al joven que se le hace el diagnóstico con el tratamiento y bajo controles adecuados, probablemente corregirá su condición.
           
¿Cuándo consultar y a quién? 
¿A la maestra, al pedíatra, o al médico de adolescentes?
 
-  La labor de prevención y el  momento de intervenir depende de múltiples factores. Depende mucho de los profesores y de la institución educativa que son los primeros en darse cuenta del problema presente en el muchacho; depende de la familia que son responsables del seguimiento del rendimiento de cada hijo. Igual importancia tiene la acción del pedíatra y del médico de adolescente, en la consulta deben preguntar, además del estado de la alimentación, de la actividad física, o si están en alguna situación de riesgo, cómo va el rendimiento escolar?. Si ellos detectan que el joven tiene un problema hay que iniciar inmediatamente las acciones que han de ser contínuas, no dejarlas para último momento. Se deben buscar las causas, para lo cual se requiere de un equipo multidisciplinario que incluye neurólogos, psicólogos, psicopedagogos, terapistas del lenguaje u ocupacionales, psiquíatras, entre otros. 
 
Una de las razones que justifican este evento es “la consulta a última hora” para resolver una situación que comenzó  meses, o años atrás y ya es difícil evitar el descenlace obvio de unas malas notas, aunque nunca es tarde para el diagnóstico, identificar las posibles causas, o reconocer las situaciones de riesgo del muchacho culpables del bajo rendimiento. Rescatarlo, o salvarle el año escolar, al final del lapso académico, es casi imposible. El éxito depende de la supervisión continua por parte de los padres y maestros, con el mismo interés que hay en combatirles el hábito tabáquico, las drogas, o los accidentes automovilísticos. Es mucho más fácil prevenir el conflicto por bajo rendimiento académico cuando contamos con una serie de ayudas neurológicas capaces de descartar afecciones, posiblemente, relacionadas con el aspecto psicológico, de la dinámica familiar, del ambiente social y cultural donde se desempeña. Desde el punto de vista médico es obligación descartar enfermedades crónicas y otros procesos que puedan incidir en el problema.

¿TAREAS DIRIGIDAS?
 
Muy poco puede hacer un profesor si el muchacho presenta déficit de atención con inatención, aunque le ayude a mejorar algo sus notas, si el joven no recibe un tratamiento de apoyo psicológico y médico adecuado e, inclusive, farmacológico. Posiblemente, quien va mal en matemáticas, o física, es por una mala base anterior, no por lo que está estudiando en el presente, sino por aquello que no asimiló antes. A última hora no puede aprender todo porque no tiene la capacidad de hacerlo. La intención no basta.
 
Para quienes sufren problemas de atención ninguna materia se salva de ser “difícil”, inclusive aquellas tradicionalmente conocidas por “fáciles”. Una vez  en esta situación sin la ayuda adecuada, se profundizará el conflicto con las consecuencias colaterales ya mencionadas hasta que el colegio los expulsa por bajo rendimiento. Si los profesores supieran las consecuencias en cada uno de los jóvenes expulsados por tal motivo, ¡jamás botarían un muchacho! porque ese alumno pasa a un mundo colateral de educación donde se reúne con gente  que deja mucho que desear y a veces, peores que ellos, además algunos profesores no tienen una actitud clara del problema, aunque vale reconocer que también hay profesores valiosos en muchos centros educacionales. Sin embargo, lo que vemos es un joven expulsado de un colegio a quien le costará muchos años para recuperarse y superarán hasta los 21 años antes de terminar bachillerato. Lo ideal es abordar el problema de bajo rendimiento académico asignándole un profesor guía dedicado al seguimiento de los estudios y de su evaluación de salud que oriente a la familia en las acciones positivas que beneficiarán a todo el grupo familiar.
No es lógico seguir aumentando el contingente de muchachos que se queda sin derecho a continuar en sus instituciones educativas originales porque cambiarlos podría ser lo peor que se puede hacer con el destino del muchacho. Es un error sacarlo de su medio donde están sus amigos, donde estaba motivado, es algo que lo marcará muchísimo, sobre todo si lo trasladan a centros donde se agrupan otros jóvenes en la misma situación.

¿Cómo lo manifiesta quien  no tiene la habilidad de comunicarse?
 
- En forma agresiva e impulsiva, contestando mal, depresión, se encierran, o se convierten en personas con baja autoestima, inseguras, manifestando otra serie de hechos que satisfagan las inquietudes que no pueden llenar a través del colegio. Tendrán más conflictos a nivel social y tienen una mayor probabilidad de caer en conductas de riesgo como, consumo de alcohol y otras sustancias ilícitas en la búsqueda de satisfacciones no logradas en los estudios, o esa adaptación que ni siquiera alcanzan en el colegio donde fueron trasladados.
 
 
PROTOCOLO DE CONSULTA

El médico de adolescente primero trabaja con el muchacho para analizar la situación y determinar donde está  el problema, por ejemplo, a nivel familiar, por lo cual se invitaría a uno de los representantes a participar en las futuras sesiones a objeto de resolver el problema.
 
También se  descarta desde el punto de vista clínico una enfermedad aguda (infecciones), problemas en la vista, o en la audición, afecciones  neurológicas que limitan en avance del joven. Al evaluarlo deriva a las subespecialidades (psicología, neurología, psicopedagogía) que mejorarán al paciente. Este evento pretende ofrecer elementos prácticos para que la población conozca el perfil del joven con bajo rendimiento académico y no arriben a la consulta demasiado tarde. Será el primero de una serie de cursos de educación continua adaptados a las necesidades de la población que acuda para mantenerlos informados e integrados a un movimiento de prevención. Hoy existen fenómenos importantes que llaman a la reflexión como es que antes se pensaba que la actividad física entorpecía el rendimiento académico, mientras que en el presente diferentes centros de estudio demuestran que los jóvenes más involucrados en el deporte muestran excelente rendimiento. Es vital estimular a los muchachos en la actividad física porque ayuda a disminuir los niveles de estrés y los distrae de situaciones de riesgo las cuales favorecen la caída en problemas.
¿El bajo rendimiento académico  puede superarse al entrar a la Universidad?
 
- Es posible aunque, objetivamente, el bajo rendimiento condiciona a que sea más difícil estudiar en la Universidad, la selección  de la carrera y del centro universitario al cual pueda aspirar. En las Universidades no es infrecuente este problema, pero tienen la ventaja   de estudiar lo que les gusta. Eso es un motor que debemos mostrarles para motivarles a terminar los estudios porque es frecuente que, mientras estudian bachillerato,  digan que nada de lo que estudian les sirve para algo; la mayoría de los muchachos no tiene proyecto de vida y debemos ayudarles a estructurar su proyecto de vida, una expectativa donde aprecien que los estudios de primaria y bachillerato son una etapa a superar para hacer lo que ellos quieren. Por lo general, funciona bastante bien porque hasta superan la aversión que sienten por determinado profesor, considerado “mediocre”, pero de quién es la nota, quién repetirá el año? …quién es el mediocre, tú, o el profesor?
Otro error es  dejarlos en la casa sin oficio, sumiéndoles en una situación peor. Es el momento para que estudien cursos de inglés, computación y otras herramientas útiles para el siguiente período académico y para la vida. Los padres han de buscar alternativas, no sólo ver que los hijos salgan bien, sino detectar las razones del fracaso. Los médicos de adolescentes están para actuar en el aspecto curativo, o en la prevención al estimular a cada paciente con sus representantes en el seguimiento de la situación que es tan importante como las desviaciones anormales del peso, o la talla y la prevención de otras situaciones de riesgo que repercuten en su vida futura.  
 
ORIENTACION PARA 
PADRES Y MAESTROS
 
Muchos  jóvenes participaron en el curso del sábado 8 de abril, organizado por el CMDLT y el Centro de Educación Científico, diseñado para responder a severas interrogantes sobre lo “normal”, o frecuente del problema y  ¿por qué los adolescentes son un grupo de alto riesgo?. Los expositores aportaron los enfoques sobre los cambios neurológicos, psicosociales, psicológicos y del médico de adolescentes. 

COMO ESTUDIAR CON ÉXITO


(TÉCNICAS Y HABITOS PARA APRENDER MEJOR)


BASES NEUROLÓGICAS DEL APRENDIZAJE: No todos aprendemos de la misma manera ya que nuestras habilidades son diferentes hay personas que desarrollan ciertas habilidades que nos permiten identificar los problemas de aprendizajes en los alumnos.


El apoyo con los alumnos que muestran bajo rendimiento dentro del aula es por que hay veces que no demuestran todas sus habilidades para aprender lo que les es necesario y no desarrollan las 7 inteligencias y solo algunas y no todas.
FACTORES QUE INFLUYEN EN LA FATIGA MENTAL: Una mala alimentación esto provoca que no hay suficiente oxigeno en el cerebro y se provoca sueño y fatiga para estudiar.


*NO DORMIR LO NECESARIO
*PROBLEMAS FAMILIARES
MALTRATO PSICOLÓGICO, FISICO
*DESAGRADO POR EL AMBIENTE ESCOLAR (ESCUELA, MAESTROS, COMPAÑEROS)
*DESPEJAR LA MENTE AL MOMENTO DE ESTUDIAR.


SIEMPRE HAY QUE ESTUDIAR



  • Atención en el estudio
Concentrarse al 100% en el estudio
  • Concentración ( CUERPO Y MENTE)
  • A aprovechar estrategias de estudio
  • Confianza en uno mismo ( YO PUEDO)
  • Motivación e interés por lo que hago






















ENCUESTA

INSTITUTO GENERAL FRANCISCO MENENDEZ

Tema: Causas y consecuencias del bajo rendimiento académico en los alumnos del bachillerato general con diplomado en computación (secciones 1, 2, 3, 4, 5 y 6).

Objetivo: Conocer sobre lo que los alumnos piensan sobre las “causas y consecuencias del bajo rendimiento académico”

Indicaciones: A continuación se le presentan las siguientes interrogantes donde tendrá que subrayar la opción que mas le parezca conveniente.

1)       ¿Crees que el bajo rendimiento académico afecta tu futuro?

a)       Si                                                           b) No

2)       ¿Entregas tus tareas o deberes en la fecha que ha indicado el maestro/a?

a)       No                       b) De vez en cuando                    c) Si

3)       ¿Cual de las siguientes opciones que crees que es indicada para demostrar que existe un bajo rendimiento académico?

       a) No poner atención en clases  b) No ponerle empeño en el estudio  c)  No asistir a clases

4)       ¿Cual de las siguientes opciones crees que seria la principal causa del bajo rendimiento académico?

 a) Televisión          b) Radio           c) Internet              d) Videojuegos

5)       ¿Cual de las opciones crees que seria la principal consecuencia del bajo rendimiento académico?

  a) Malas amistades                                                        b) Alcoholismo
         c) Problemas en la familia                                             d) Problemas económicos

6) ¿Crees que las malas amistades influyen mas en el bajo rendimiento académico?

   a) Si                                                                              b) No

7) ¿Estudias en tu casa por las tardes o a diario?

    a) Si                                                                              b) No

8)       ¿Cree usted que la falta de valores morales en tu familia es un factor principal del bajo rendimiento académico?

           a) Si                                                                               b) No


9)       ¿Asistes regularmente a clases?

            a) Si                                                                               b) No

10)   ¿El tener novio o novia afecta tu rendimiento académico?
            a) Si                                                                                b) No
Graficos e interpretación

Tabulación de Datos

1)    ¿Crees que el bajo rendimiento académico afecta tu futuro?

           
Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
si
88
88%
no
12
12%
total
100
100%












2)    ¿Entregas tus tareas o deberes en las fechas que la ha indicado el maestro?

       
Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
no
9
9%
De ves en cuando
42
42%
si
49
49%
total
100
100%






3)    ¿Cuál de las siguientes opciones crees que es indicada para demostrar que existe un bajo rendimiento académico?


Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
No poner atención en clases
17
17%
No ponerle empeño al estudio
55
55%
No a clases
28
28%
total
100
100%














4)    ¿Cuál de las siguientes opciones crees que es una de los principales distractores o causa del bajo rendimiento académico?


Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
Televisión
29
29%
Radio
4
4%
Internet
52
52%
videojuegos
5
5%
total
100
100%





  









5)    ¿Cuál de las siguientes crees que sea la principal causa del bajo rendimiento académico?

Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
Malas amistades
54
54%
Alcoholismo
10
10%
Problemas en la familia
14
14%
Problemas económicos
14
14%
total
100
100%






6)    ¿crees que las malas amistades influyen mas en el bajo rendimiento académico?

Respuesta
Numero de respuesta
Numero de %
si
90
90%
no
10
10%
total
100
100%




7)    ¿Estudias en tu casa por las tardes o a diario?

Respuestas
N de respuestas
N de porcentaje
Si
66
66%
No
33
33%
abstención
1
1%
total
100
100%






8)    ¿Asistes regularmente a clases?

Respuesta
N de respuesta
N de porcentaje
Si
85
85%
No
15
15%
total
100
100%




9)    El tener novio o novia afecta tu rendimiento académico

Respuesta
N de respuesta
Porcentaje
Si
35
35%
No
65
65%
total
100
100%





















Conclusiones

ü  Al observar la problemática educativa que afecta a los  alumnos de los primeros años de bachillerato general opción computación, fue propuesta como una de las causas posibles, que algunos estudiantes adquieren al no dar el 100% a sus estudios.

ü  Durante el transcurso de este proceso de investigación se comprobó dicha hipótesis, ya que basándonos en el marco teórico fue posible sustentar que en que en el momento en que los padres descuidan y desatienden lo referente al ámbito educativo de sus hijos; debido a múltiples circunstancias como la falta de interés, los Diz tractores tales como el Internet, la Televisión, los  Videos juegos, también debido a los problemas familiares. un sin fin de problemáticas que afectan al alumno en lo académico. Los jóvenes suele reflejar esa inatención que sienten y es muy común que ocurra dentro del instituto, en donde pueden perder el interés y deseo de asistir a clases, afectando directamente sus calificaciones.

ü  Mediante la aplicación de baterías a una muestra representativa de la población, que se puede ver afectada por esta problemática; fue posible recaudar información de vital trascendencia para la aceptación de la hipótesis fijada durante la recopilación de datos, ya que los resultados obtenidos son evidencia que nos permite analizar los diversos indicadores de la hipótesis.


ü  Un punto significativo para la investigación fue el hecho de que la un gran porcentaje de los alumnos  que expreso que si son ayudados y apoyados en sus actividades escolares, siguen expresando que si necesitan la atención y apoyo de sus padres. Esto indica que a pesar de que los niños se sientan motivados y atendidos por sus padres, aun tendrán la necesidad de que lo sigan haciendo sus padres.


ü  Lo anterior lleva a comprobar el hecho de que  algunos  del bachillerato  general que no sienta la atención de sus padres respecto a las actividades escolares, si disminuirá en su rendimiento escolar
































Recomendaciones



Pedirle sabiduría a Dios para que nos de fortalezas para seguir adelante.

Estudiar cada vez que se pueda.

Asistir a las clases aunque no sea de su interes.

Siempre decir yo puedo lograrlo.

Entregar sus tareas.


























Bibliografia

*      Toro, J. (2002): Mitos y Errores en la Educación. Bilbao: COHS
*      Tuleja, Tad (1982). Verdades de Mentira. Bogotá: Voluntad
**     Farnham-Diggory, S. (1980). Dificultades de Aprendizaje. Madrid: Morata
**     Sternberg, R.J. y Detterman, D.K. (1986, edición española 1992). ¿Qué es la inteligencia?. Madrid: Pirámide
**     Castelló, A. (2001). Inteligencias. Una integración multidisciplinaria. Barcelona: Masson
**     Sanz de Acedo, M.L. (1998). Inteligencia y personalidad en las interfases educativas. Bilbao: DDB
**     Eysenck, H.J. y Kamin, L. (1990). La confrontación sobre la inteligencia. Madrid: Pirámide
**     Meili, R. (1981, 85). La estructura de la inteligencia. Barcelona: Herder

2 comentarios:

  1. me parece que les hizo falta mas investigan no realizaron un plan metodológico ni tampoco dieron conclusiones y esas recomedaciones sonde niños de grado 7 de bachillerato me parece el colmo

    ResponderEliminar